Esta es la historia de cómo y por qué empecé a odiar la moda.

Sólo para que quede claro. Todavía me encanta el arte de la moda, el arte de crear y el hecho de expresarte a través de la moda y usar tu cuerpo como lienzo.

Así es como comienza la historia.

Hace siete años la palabra moda, diseño de moda, estilo, creación de productos, etc., tenía un significado diferente (al menos para mí).

Los mencionaré (y no necesariamente en orden cronológico) pero lo que todo esto significó realmente para mí.

Esto es lo que realmente ME ENCANTA de la MODA y el DISEÑO.

Mente

  1. La increíble sensación de ver cómo desde una simple idea, se puede ayudar a resolver un problema y cubrir una necesidad.
  2. Crear y recrear.
  3. Traer una idea a la realidad.
  4. Utilizar materiales que pueden no ser tan convencionales y déles un uso.
  5. Usar y Reutiliza los recursos que tienes.

Corazón y Alma

  1. El tiempo y la pasión que las personas (trabajadores) ponen en el producto para que salga como es debido.
  2. La experiencia que la gente ha adquirido a lo largo del tiempo, que es muy valiosa–al menos para mí–
  3. El hecho de que mucha gente use sus manos en esta hermosa ocupación como una fuente de sustento para su familia.
  4. Los múltiples valores que esto incluye…. humildad, dedicación, diversidad y la lista pueden seguir y seguir.


Compromiso Social

Siempre he sido de las que cree que el trabajo en equipo es mucho mejor. Creo que sin un equipo es 100% imposible salir adelante y triunfar. Necesitas mentes, habilidades y destrezas diferentes.

He tenido el compromiso de dar en retorno, lo que mi país me ha dado y la forma en que mi familia pudo darme educación y todo lo que estaba en sus posibilidades –debido al trabajo duro y a la consistencia–.

Nuestra fuente de sustento siempre ha sido la fabricación de productos de cuero, por lo que tengo un profundo sentimiento sobre el tema.

No es necesario mencionar que mi país no está ni ha estado en la mejor de las situaciones durante mucho tiempo.

No me arrepiento de esto, pero este tema definitivamente incluye muchos otros aspectos, políticos, sociales y económicos, pero no voy a profundizar en ellos –

Este es y ha sido siempre mi compromiso

  1. Crear una marca de productos de cuero, donde más del 90% de los elementos del producto sean mexicanos.
  2. Crear oportunidades de trabajo e impulsar la economía -con mucho o poco como pueda apoyar-.
  3. Ser una marca sustenible y consciente de los cambios ambientales a los que nos enfrentamos.
  4. Ofrecer un área de trabajo y un ambiente digno.
  5. Comercio Justo.

Puedes ver lo que quiero decir… AQUÍ 

También necesitas saber esto.

Recibo un correo electrónico al mes de chicas que están buscando apoyo financiero para continuar sus estudios. Y eso es algo más en lo que quiero involucrarme como empresa social sostenible.

  1. Aumentar el nivel de educación de las niñas de mi país.
  2. Hacer circular la moda…..Pero esa es otra historia para otra entrada del blog. Así que, ¡espera!

Definitivamente no estoy pensando en hacerme rica con este proyecto.

Sólo quiero hacer lo que me hace feliz y lo que mi mente y mi conciencia dicen es correcto. Que al final, esta satisfacción me llena más que muchas otras cosas.

Esta es la razón por la que empecé a odiar la moda.

Cuando mi hermana y yo empezamos a crear nuestra marca y a vender nuestros productos, los de las fotos.

Sustainable-sustainablefashion-sustainablestyle-karlavargas-fashiontech

Pusimos nuestra mente, corazón y alma en este proyecto. Por no mencionar y no porque es menos importante……

Nuestro tiempo (mientras ambos estábamos estudiando), nuestro “tiempo libre”, el poco dinero que ganábamos trabajando y haciendo horas extras.

Siempre buscando a las personas adecuadas para desarrollar este producto. Materiales y elementos necesarios para satisfacer nuestras expectativas.

Literalmente trabajamos día y noche, nos motivamos mutuamente con la esperanza de alcanzar nuestra meta.

Viajamos a diferentes ciudades haciendo negocios para ayudar al reconocimiento y valor de la marca. Tal vez no pudimos probar el verdadero valor del producto, y nos dimos cuenta de que el 89% del mercado sólo buscaba……

Ahora, esta es la perspectiva que la moda me da hoy en día.

  1. Desechable.
  2. Mientras más barato, mejor.________ Nunca me he preguntado el ¿por qué? de tal precio. ¿Ya han pagado a las personas que hicieron este producto? ¿Bajo qué condiciones hicieron este producto? ¿Qué material es este?
  3. ¿Ya lo publique en Instagram? No lo voy a usar más.
  4. ¿Por qué tan caro?____________Nunca nos preguntamos, cuántas horas tomó hacer el producto. La calidad de los materiales y otros aspectos que no podemos ver en la etiqueta.
  5. Quien tiene más zapatos.
  6. Comprar frenéticamente sin necesidad y muchas veces incluso con ganas de cosas.
  7. La falta de conciencia de la gente sobre su comportamiento de compra y consumo.
  8. ¿Es de plástico?, a dónde va el plástico de mi embalaje, si compro zapatos nuevos y tiro los viejos. ¿Dónde terminan los zapatos viejos?

Cuando la gente me pregunta

¿Qué le pasó a tu marca de zapatos? ¿Ya no haces zapatos?

Mi respuesta es…. Todavía lo hago, pero estoy reestructurando la idea y el alma de la marca.

Así que, aquí está….

Soy una marca transparente, que te dirá de dónde viene cada parte de mi producto, bajo qué condiciones trabaja la gente, cuánto gana la gente, entre otros.

Soy 100% consciente de que las posibilidades de muchos de nosotros son totalmente diferentes. -No todo el mundo puede comprar una bolsa de 4.000 dólares hecha a mano que tardó 80 horas en hacerse (es decir,).

Lo que quiero hacer es empezar a crear esa conciencia de consumo. No voy a cambiar el mundo yo mismo, pero al menos estoy haciendo algo. ESTOY HACIENDO EL CAMBIO QUIERO VER ❤️